Importancia.

El dominio y aplicación de las técnicas de programación, es de gran importancia, ya que
el uso de éstas nos facilita en gran medida el desarrollo de programas que resolverán problemas
prácticos, puesto que nos ayudan a determinar muchos aspectos y detalles durante la resolución
de problemas, y con esto se reducen los errores al mínimo, y se obtienen programas o
aplicaciones en una menor cantidad de tiempo, mayor calidad, legibilidad y funcionalidad, ya
que nos permite planificar, con mínimo error, los programas que hemos de desarrollar.

Objetivo.

Es el de economizar tiempo, disminuir la cantidad de errores que se pudieran presentar
durante el desarrollo de una aplicación o programa, y con esto reducir los costos de elaboración
de software.

Estilos de programación.

El estilo en la construcción de programas, al igual que el estilo de escritura, no es una
cosa que pueda adquirirse solo a partir del conocimiento de las reglas de sintaxis de un lenguaje
y las técnicas básicas de programación. El estilo en programación como en otras actividades de
la vida es una cuestión de gustos personales; sin embargo, en programación es posible unir la
inventiva y la ingeniosidad del programador con unas reglas de disciplina y orden en el diseño
de programas.

El estilo de la buena programación está íntimamente unido con la legibilidad de los
programas. La legibilidad de un programa es el criterio más sencillo para evaluar la calidad de
un programa; si el programa es fácil de leer, probablemente será un buen programa; si es
difícil de leer, no es un buen programa (Kernighan* y Planger. Software Tools. Addison-
Wesley, 1976).

La legibilidad es la clave para la comprensión de un programa; un programa que no se
puede comprender, no se le podrá modificar ni mantener actualizado. Es muy importante
distinguir entre legibilidad (semántica) y facilidad de escritura (sintaxis). Las técnicas de
programación deben facilitar la escritura de programas y posteriormente facilitar su lectura.
La escritura de algoritmos y su posterior codificación conduce a la creación de hábitos
de programación. La formación de buenos hábitos de programación, desde el inicio de su
aprendizaje de programación, será, sin duda, uno de los puntos más importantes en los que
deberá prestar atención.

La calidad de un programa se puede medir con diferentes parámetros; entre ellos
destacaremos:

A). – Un programa debe funcionar.

Obviamente es la característica más simple e importante.

B). – La documentación.

Desde luego debe contener en su código los comentarios necesarios para
explicar detalladamente su funcionamiento, así como la documentación que se
utilizó y desarrolló durante la fase de análisis de los problemas.

C). – La eficiencia.

El programa debe ser óptimo, es decir, debe utilizar únicamente aquellos
recursos de hardware (principalmente RAM, entre otros) estrictamente
necesarios, y nunca desperdiciarlos; también debe ser rápido, es decir, debe
procesar la información lo más rápidamente posible.

D). – Corrección.

Debe ser fácil la localización de errores en el código, y por ende, permitir
realizar las correcciones necesarias en el menor tiempo posible. De ahí que
nuestra programación debe ser estructurada (por ejemplo, técnica modular o
descendente, que se verán más adelante), evitando saltos de una línea del
programa a otra, y tratando de hacerlo lo más aproximado a un programa lineal,
es decir, que se ejecute línea a línea sin saltos.

E). – Flexibilidad.

Debe estar estructurado de tal manera que permita realizar cambios o
actualizaciones de manera rápida y sin modificar gran cantidad de código. Esto
con el fin de cubrir rápidamente las necesidades de los usuarios.

F). – Fiabilidad.

El proceso de la información y entrega de resultados del programa al
usuario final debe ser totalmente confiable, ya que dicho usuario espera que los
resultados que obtenga a través de nuestros programas sean 100% correctos (A
excepción expresa de los errores de captura que el propio usuario pueda cometer,
y que no pudiéramos evitar).

G). – La presentación.

El programa deberá tener una presentación agradable e intuitiva para el
usuario, es decir, que las pantallas de intercambio de información (interfases)
sean sencillas, ordenadas, fáciles de comprender, y; en lo posible, con toques de
colores e imágenes agradables al usuario.

 

Fuente:

LENGUAJES ALGORITMICOS
Realizó: Ing. Domingo Olivares Barrios