La mejora integral permanente del ejercicio de la función pública en cualquier nivel de autoridad, representa un acto de reciprocidad a la confianza que los ciudadanos han depositado en él.

Esta capacitación representa una contribución al tronco común de formación para el servidor público de cualquier área y nivel de gobierno.