El profesional de la salud que tome este curso adquiere conocimiento sobre enfermedades crónicas que utiliza para reducir su impacto dentro de su comunidad; implementa la estrategia MIDO adultos para detectar de manera oportuna a aquellos adultos que se encuentren en riesgo de padecer obesidad, hipertensión arterial y diabetes; ofrece consejería personalizada para modificar los hábitos que son nocivos para la salud del adulto con el objetivo de prevenir el desarrollo de la enfermedad; ofrece seguimiento para salvaguardar su bienestar integral; garantiza el ingreso a tratamiento de aquellos adultos que padecen alguna enfermedad crónica; y se convierte en un agente de cambio dentro del sistema de salud pública de su país.