Normalmente, los usuarios de un Sistema de base de datos, utilizan un lenguaje de consulta de alto nivel, mientras que los programadores utilizan el DML para la creación de consultas. Para la mayoría de los usuarios se suelen definir interfaces
de usuario amigables para la interacción con la base de datos. A continuación vamos a ver los tipos de interfaces que hay.

  • Interfaces basadas en menús. Presentan al usuario una lista de opciones en forma de menús que guían al usuario en la petición de consultas. De esta forma no es necesario conocer la sintaxis de un lenguaje de consulta, pues permiten la creación de la consulta eligiendo las opciones que presenta la interfaz.
  • Interfaces gráficas. Suelen presentar al usuario los esquemas en forma de diagrama, y las consultas se especifican manipulando el diagrama con el ratón.
  • Interfaces basadas en formularios. Estas interfaces presentan un formulario al usuario en el que se rellenan los huecos del formulario para la modificación de los datos, o bien para especificar los parámetros de la consulta.
  • Interfaces de lenguaje natural. Estas interfaces aceptan la especificación de una consulta descrita en términos de un idioma concreto y construyen expresiones DML a partir de dicha especificación.
  • Interfaces parametrizadas. Se trata de interfaces para usuarios que siempre suelen realizar el mismo conjunto reducido de operaciones, reduciendo el número de pulsaciones para la creación de la consulta.

3.5.1 Usuarios y administradores de la base de datos

Uno de los objetivos primordiales de un Sistema de bases de datos es el proporcionar un entorno de recuperación de  información y de almacenamiento de datos en la base de datos.

Podemos hacer una clasificación de los tipos de usuarios de una base de datos en función de la forma en que interaccionan con el sistema.

  • Administradores de la base de datos. Persona que tiene centralizado el control del sistema.
  • Programadores de aplicaciones. Se trata de los profesionales que interactúan con el sistema a través de llamadas en DML, las cuales están incorporadas en un lenguaje anfitrión. A estos programas se les denominan programas de aplicación, como por ejemplo, los programas para la generación de cargos, abonos, transferencias de un sistema bancario. Como la sintaxis DML suele ser diferente de la sintaxis del lenguaje anfitrión, las llamadas en DML suelen ir precedidas de un carácter especial, de forma que se genere el código apropiado en el lenguaje anfitrión, lo cual se hace mediante un precompilador de DML, que convierte las sentencias DML en sentencias del lenguaje anfitrión. Una vez precompilado el programa, se compilaría mediante el compilador del lenguaje anfitrión, que generaría el código objeto apropiado.
  • Usuarios sofisticados. Son los que interactúan con el sistema sin escribir programas, escribiendo las consultas en el lenguaje de consulta de la base de datos.
  • Usuarios especializados. Se trata de usuarios sofisticados que crean aplicaciones de bases de datos especializadas para el procesamiento de la información.
  • Usuarios ingenuos. Son los usuarios que interactúan con el sistema llamando a uno de los programas desarrollados por los programadores de aplicaciones.

Como primer tipo de usuario hemos descrito la figura del administrador, un usuario vital en el enfoque de bases de datos, y que tiene unas funciones que merecen ser estudiadas más detalladamente. Estas son:

  • Definición del esquema conceptual. El esquema original de la base de datos se crea escribiendo un conjunto de definiciones que son traducidas por el compilador de DDL a un conjunto de metadatos que se guardan en el diccionario de datos.
  • Definición del esquema físico. Se trata de definir las estructuras de almacenamiento y los métodos de acceso adecuados (especificación de los tipos de índices).
  • Modificación del esquema y de la organización física. Si bien las modificaciones tanto del esquema de la base de datos como de la organización física no son demasiado habituales, éstas se realizan modificando el esquema conceptual y físico.
  • Creación de permisos para el acceso a los datos. El administrador de la base de datos es el encargado de definir los permisos que autorizan a los usuarios a acceder a ciertas partes de la base de datos.
  • Especificación de las restricciones de integridad. Estas restricciones se guardan en el diccionario de datos para ser consultado cada vez que se realice una actualización.

 

Fuente:

BASES DE DATOS I
UNIVERSIDAD NACIONAL ABIERTA Y A DISTANCIA
UNAD 2.005
JOHN ALEJANDRO FIGUEREDO LUNA
PRIMER EDICION