Asegura la integridad de tus productos al transportarlos o enviarlos, embalándolos adecuadamente; de esta forma, lograrás que lleguen en buen estado a su destino.