Habilidades Básicas en un Programador

1. Aprende informática básica.

2. Aprende cómo usar aplicaciones y el sistema operativo.

3. Consigue un inglés funcional.

4. Aprende matemáticas.

5. Aprende teoría de programación y a desarrollar algoritmos.

6. Obtén el compilador de un lenguaje y aprende a programar en él.

7. Aprende otros lenguajes de programación.

8. Aprende cómo usar la Web y a escribir en HTML.

9. Obtén conocimientos básicos sobre hardware.

La actitud del programador es vital, pero las habilidades o son más. Tener la actitud no es lo mismo que ser competente, y existe un cierto conjunto de herramientas básicas que debes dominar antes de convertirte en programador o que cualquiera pueda llamarte así.

Este conjunto de herramientas cambia lentamente con el tiempo a medida que la tecnología crea nuevas habilidades y descarta otras por obsoletas. Por ejemplo, antes se programaba en COBOL, Clipper y Ensamblador, y no se hablaba de C++, Visual Basic ni de Java hasta hace poco. Pero hasta inicios del 2005, es claro que debe incluirse lo siguiente:

1. Aprende informática básica

Aunque parezca obvio mencionarlo, debes conocer y dominar conceptos básicos de informática. Si no conoces las partes del ordenador, cómo funciona, sus capacidades y limitaciones físicas y lo que puedes y no puedes (o debes) hacer con él, no deberías empezar con la programación. Si no se conocen los conceptos de ordenador, hardware, software y su clasificaciones, datos, información, sus unidades de medida y los diferentes medios de almacenamiento de datos entre otros conceptos, es muy difícil comprender en qué se fundamenta la programación. Es como querer conducir un auto sin haber tomado un curso básico de manejo.

Debería exigirse en las carreras y cursos relacionados con la computación un nivel de aprendizaje bastante completo de Informática Básica antes de permitir a los estudiantes promover a cursos superiores. Un mínimo de 90% de la nota necesaria para aprobar la asignatura sería una cifra aceptable dado que estos conocimientos son de suma importancia para los profesionales de hoy en día. Aunque 90 puede parecer un porcentaje alto, te sorprenderías por el número de veces que he interrumpido una clase de programación debido a que los estudiantes no recuerdan con claridad la diferencia entre conceptos fundamentales como kilobyte y megabyte, hardware y software o entre RAM y ROM.

Si no has tomado un curso formal de Informática o estás débil en esta materia te sugiero que leas un buen libro sobre introducción a la informática, o busques en la Red un buen tutorial sobre el tema. Si después deseas leer un libro que relacione la informática con la programación, léete éste.

Se incluye además en este apartado el saber usar el teclado. No pasarás gran parte del tiempo codificando (generalmente es un 10-15% del tiempo total de programación) sí escribiendo documentación, tanto interna (en el código) como externa (manuales de usuario por ejemplo.) Aunque no se necesita ser rápido con el teclado, al menos debes poder tipiar de 15 a 20 palabras por minuto.

2. Aprende cómo usar aplicaciones y el sistema operativo

Esta es otra habilidad importante de los programadores. El saber emplear el sistema operativo y las aplicaciones de oficina es de muchísima utilidad. Los programadores dominan ampliamente estos tipos de software y los utilizan como herramientas en su trabajo y como componentes dentro de sus soluciones. Como parte de tu aprendizaje de la programación debes conocer las facilidades y limitaciones del software básico de la PC para explotar al máximo sus capacidades en tu propio beneficio y de los demás. Si no sabes cómo usarlo te verás seriamente limitado en tu aprendizaje de la programación y en la creación de soluciones.

Aprende cómo usar el software base. En el caso de las PC compatibles con IBM este software es el Windows y las aplicaciones de la suite Microsoft Office por ser los más ampliamente difundidos en esta plataforma. Si tu plataforma es otra, debes aprender sus equivalentes. Si ya dominas estos programas tienes mucho camino andado, si no toma un curso express de operador o sé autodidacta estudiando por tu cuenta libros y manuales que puedes descargar gratis de la Web. Esto es más económico y mejor pues aprenderás a tu ritmo, en tu tiempo y te permitirá ir más allá de los conocimientos básicos
que enseñan en los lugares de pago.

Estudia primero sobre tu sistema operativo para aprender cómo aprovechar al máximo sus capacidades y las del ordenador, en particular cómo administrar archivos, cómo ejecutar programas y utilizar los periféricos; debes además conocer cómo utilizar sus herramientas (utilerías de discos, editores de texto, calculadoras, programas de gráficos, administradores de impresión, etc.) y las facilidades que ofrece (multitarea, modos gráficos y modo texto, uso de ventanas, etc.) Estos conocimientos son muy importantes.

No los tomes a la ligera pues te servirán durante toda tu vida como programador y usuario de computadoras.

Continúa después con la suite ofimática que tengas instalada. Si es Office, debes dominar Word, Excel y Access cuyas funcionalidades son de suma utilidad en cualquier entorno. En especial aprende a importar/exportar datos de y hacia ellos, cómo pasar información entre estas aplicaciones mediante procedimientos de copiar/cortar y pegar, y a recuperar de o guardar en los diferentes formatos que estas aplicaciones soportan. En especial debes aprender Access puesto que permite crear y administrar bases de datos, y extraer información rápida y eficientemente en forma de reportes y consultas. Debes conocerlo lo suficiente de él como para resolver problemas de administración de información y automatizar operaciones rutinarias, lentas o aburridas como el registro y procesamiento de datos. El dominio de Access representa un excelente punto de partida en tu aprendizaje de la programación, además de que a largo plazo te será de utilidad:
Sus bases de datos son necesarias para la programación en Visual Basic y pueden ser accedidas usando otros lenguajes de programación como el SQL.

Además del software antes mencionado debes conocer el uso de aplicaciones antivirus, paquetes de utilerías (como Norton SystemWorks), software de grabación de CDs, uso práctico de redes y de todas aquellas aplicaciones que puedan serte de utilidad, como el Acrobat Reader y las utilerías varias.

3. Consigue un inglés funcional

La mayoría de los lenguajes de programación incorporan en su sintaxis una gran cantidad de palabras inglesas. Más de la mitad del contenido de la Red se encuentra también en este idioma. Un gran porcentaje de documentos y artículos técnicos, libros de
texto, la ayuda y la interfaz de muchos programas no tienen una versión traducida al español, y una gran cantidad de foros técnicos, páginas web y recursos de la Internet en general usan o tienen el inglés como idioma de trabajo. Y es que el inglés, aparte de ser la lengua oficial de grandes potencias en informática como Estados Unidos, Inglaterra y Canadá donde se habla en un alto porcentaje, tiene el vocabulario técnico más rico que cualquier otro idioma. Esto tiene implicancias para nosotros, los de habla no inglesa: la traducción de libros técnicos y de interfaces de programas originalmente escritos/creados en inglés son a menudo insatisfactorios por la falta de términos equivalentes en nuestra lengua (si se llegan a realizar).

Por esas y muchas otras razones que tienen que ver con tu preparación y tu futuro como profesional, debes poseer al menos un inglés básico funcional, con un buen dominio del vocabulario técnico informático. Por lo menos debes saber lo suficiente como para poderlo comprender y expresarte en él apropiadamente. Obtener un nivel intermedio o superior en un buen curso de inglés servirá, y si lo completas es mejor ya que con un inglés más fluido podrás realizar mejores consultas en la Web, expresar con más claridad tus dudas en los foros y traducir mejor los manuales técnicos.

Quizá pienses que un buen programa traductor y/o un diccionario o glosario técnico (electrónico o de papel) te ayudarán a resolver cualquier problema relacionado con el inglés al utilizarlo como herramienta de apoyo durante tu aprendizaje o trabajo de programación. Y tienes razón. Esas herramientas son muy útiles y pueden convertirse en tus grandes aliados. Pero no debes atenerte a ellas puesto que el tiempo que se invierte en comprender o traducir un mensaje, un documento, una opción de menú o un procedimiento de un manual puede hacer la diferencia entre un programador bueno y uno mediocre.

Personalmente el conocer inglés me ha ayudado mucho en mi trabajo, la docencia y mis proyectos personales. Francamente no sé si hubiese podido realizar muchas de esas cosas sabiendo únicamente mi idioma natal, el español. Creo firmemente en la
importancia del inglés en el proceso de conversión que persigues para llegar a ser un programador. De otro modo no lo hubiese incluido en este escrito.

He escrito un artículo que aborda más ampliamente este tópico es este. Quizá te interese leerlo.

4. Aprende matemáticas

No necesitas ser un genio en matemáticas para ser un programador. De hecho, esto es un tabú para quienes desean aprender a programar pero temen toparse con demasiados números y la necesidad de grandes conocimientos sobre esta ciencia.

Sí, es importante conocer matemática para aprender a programar, pero no significa que debas conocer matemática avanzada como el cálculo, el análisis, las series de Fourier o la matemática cuántica. A menos que estés interesado en los gráficos, los videojuegos y las aplicaciones científicas donde el tener habilidades especiales con los números definitivamente es muy importante, en general lo único que necesitas saber es aritmética básica, álgebra, geometría y lógica y teoría de conjuntos. Lo importante es que debes sentirte cómodo con los conceptos, las operaciones básicas, las fórmulas y el razonamiento deductivo que implican estas materias. Eso es todo. El dominio y aplicación de estos conocimientos a la programación es casi automática y decisiva en tu proceso de transformación en programador. Generalmente los alumnos que son buenos con las matemáticas sienten fácil el aprendizaje de la programación ya que el tipo de razonamiento empleado para resolver problemas es muy similar al empleado con los números. De hecho, los mejores alumnos programadores que he tenido eran buenos con
las matemáticas.

Pero esto no es un dogma. Muchos se han convertido en excelentes programadores sin ser hábiles matemáticos, en entornos que no requieren grandes habilidades con los números como las bases de datos o la programación de páginas web. Pero el estar
familiarizados con las fórmulas, saber cómo traducirlas a la sintaxis de algún lenguaje de programación, tener lógica y poder jugar con los números y las incógnitas usando el álgebra son elementos muy importantes para cualquier programador.

5. Aprende teoría de programación y a desarrollar algoritmos

Aprender a programar es, por supuesto, la habilidad fundamental del programador. Pero aprender a programar no significa únicamente conocer lenguajes de programación, sino que antes de eso se debe conocer y dominar conceptos teóricos fundamentales de la programación tales como variables, constantes, tipos de datos, algoritmo, sentencias de control, flujogramación, programa, lenguajes de programación, estructuras de datos, compilación, traducción, además de tópicos relacionados tales como el ciclo de vida de los programas, estrategias de diseño y métodos de prueba de programas.

El dominio de la teoría es fundamental en cualquier campo, más aún si ese campo implica mucha teoría aplicada como lo es el de la programación. Pero además de ello, para aprender a programar es sumamente importante el saber estructurar soluciones a problemas mediante el diseño y la escritura de algoritmos. Esta es una habilidad clave para el aprendizaje de la programación. Si no eres capaz de estructurar una secuencia lógica de acciones que constituya una propuesta de solución a un problema planteado, no deberías empezar el estudio de ningún lenguaje de programación. La esencia de la programación radica en esta habilidad y aunque conozcas la sintaxis y la semántica de decenas de lenguajes de programación no podrás desarrollar soluciones a problemas,menos que sean representen alguna utilidad práctica o que resulten interesantes para
otros programadores.

Si no tienes bien afianzados estos conocimientos, el siguiente libro puede serte de extrema utilidad: Fundamentos de informática y Programación (también para descarga completa en formato ZIP); este otro libro, Fundamentos de Informática y Programación Científica – Resolución en C y Matlab en formato PDF puede servirte también si ya tienes algo de experiencia.
Doy por sentado de aquí en adelante que conoces suficiente teoría de programación, que ya sabes estructurar algoritmos y que tienes acceso a un ordenador. Pasemos a la acción.

6. Obtén el compilador de un lenguaje y aprende a programar en él

El paso más importante que cualquier novato puede dar, camino a adquirir las habilidades de un programador es obtener una copia de un compilador de algún lenguaje de programación, instalarlo en una PC y aprender a programar en él. Te recomiendo
empezar con Python. Está limpiamente diseñado, bien documentado, es gratuito y relativamente sencillo para los principiantes. A pesar de lo anterior no deja de ser un lenguaje poderoso, flexible y apropiado para grandes proyectos.

Pascal es también un buen lenguaje para aprender a programar. Casi tan fácil como Python, se suele utilizar también en la enseñanza. Existe mucha bibliografía sobre Pascal en las librerías y la Web por lo que no será un problema para ti obtener documentación sobre este popular lenguaje. Tanto Python como Pascal son muy simples, didácticos, fáciles de aprender, e implementan los conceptos más importantes de la programación.

Desde este sitio puedes descargar versiones de sus compiladores aparte de recursos adicionales como manuales y guías de instalación para ellos.

Aunque existen muchos otros lenguajes son pocos los que cumplen los requisitos que Python y Pascal poseen. No intentes iniciar tu aprendizaje de la programación con lenguajes visuales (léase Visual Basic, Visual FoxPro, Visual C/C++) puesto que distraen mucho con los aspectos relacionados con el diseño y dejan en segundo plano la programación, a la vez que te mal acostumbrarás a sus mecanismos de ejecución.

Tampoco con lenguajes como COBOL, Clipper ni ensamblador. Aunque COBOL y Clipper aún se usan en entornos  empresariales, no son didácticos y enseñan pésimos hábitos de programación; el ensamblador por su parte requiere conocimientos profundos del hardware. Puedes empezar incluso con DBase o uno semejante de la familia Fox anterior a la 3.0, pero cuando trates de aprender lenguajes que requieran declarar explícitamente localidades de almacenamiento como Pascal o C (variables por ejemplo), quizá te extrañe o te incomode.

No puedo explicarte en detalle aquí cómo puedes aprender a programar –es una habilidad compleja y depende de las  habilidades y capacidades que cada uno posee.

Pero puedo adelantarte que los libros y cursos no bastarán, sino además el tener tiempo suficiente para practicar, el hábito de la lectura y un espíritu investigativo (muchos, y tal vez la mayoría de los mejores programadores son verdaderos autodidactas). Te recomiendo además dos cosas que te servirán de mucho y son (a) leer código y (b) escribir código. El código a leer puede ser:
-Programas ejemplos de los libros de programación.
-Programas de estudiantes avanzados.
-Demos que traen los compiladores (están en las mismas carpetas donde se instalan sus programas).
-Programas fuentes de aplicaciones que puedas conseguir legalmente.
-Programas libres (o sea software no comercial, cuyo código fuente puedes obtener en la Internet).

Antes era difícil encontrar código de buena calidad para leer porque habían pocos libros y código fuente disponible de calidad que se pudiera estudiar y con el que se pudiera experimentar. Esta situación ha cambiado dramáticamente: mejores libros, software libre, herramientas de programación gratuita, la Internet, etc. todo disponible con su código fuente y ampliamente disponibles en la actualidad. El aprender a programar es como aprender a escribir bien en lenguaje natural. La mejor manera de aprender es leer algo de las cosas escritas por los maestros, luego escribir algunas cosas por ti mismo, leer mucho más, escribir un poco más… y repetir esto hasta que lo que escribes empiece a mostrar la clase de fuerza y economía que se aprecia en tus modelos.

Estudia un lenguaje de programación. Aprende a programar en él. Usa las herramientas que ofrece y los conceptos de programación que implementa. Lee los ejemplos que traen los libros para comprenderlos y práctica modificándolos.

Comunícate con el sistema operativo mediante sus librerías. Te aseguro que te divertirás, te sumergirás en un caudal de conocimientos de gran magnitud, se te desarrollará la lógica de programación y adquirirás experiencia, hasta que en cierto momento, mirando hacia atrás, te darás cuenta que ya no eres un simple principiante.

7. Aprende otros lenguajes de programación

No creas que ya eres un programador por el hecho de conocer uno o dos lenguajes. Para ser un verdadero programador debes aprender varios lenguajes más hasta llegar al punto en que puedas aprender uno nuevo en días, relacionando lo que está en el manual con lo que ya sabes de antes. Un beneficio adicional y quizá el mayor, es que aprender a programar en varios lenguajes muy diferentes entre sí te ayudará a pensar en los problemas de programación de una manera general e independiente de los lenguajes.

Después que aprendas Python y/o Pascal debes estudiar C, el lenguaje oficial de los sistemas operativos tipo Unix y la Internet. C no es un buen lenguaje para iniciar el aprendizaje de la programación con él puesto que emplea una sintaxis muy escueta, lo
que lo hace muy propenso a errores que pueden requerir mucho tiempo detectar y eliminar para un principiante. Aunque es un lenguaje muy portátil, flexible, ampliamente utilizado y encima muy eficiente y económico con el uso de los recursos del computador, para llegar a dominarlo se requiere mucho tiempo y conocimientos que sólo pueden adquirirse al aprender a programar en un lenguaje didáctico y sencillo como Python o Pascal.

Dominar C te ayudará en tu progreso como programador no solo por sus amplios campos de uso (programación de sistemas operativos, redes, electrónica, aplicaciones y drivers) sino porque su sintaxis es muy similar a la de otros lenguajes de programación importantes como C++, Java y JavaScript. C++ es la versión moderna de C enfocado en la POO (Programación Orientada a Objetos) y es el siguiente lenguaje que debes dominar. La sintaxis de C es comprendida por los compiladores de C++, por lo que la transición hacia este lenguaje es suave. Luego que aprendas C++ te resultará fácil aprender lenguajes visuales como Visual Basic, Delphi o Visual FoxPro dado que estarás familiarizado con el estilo de programación y los conceptos que C++ emplea. Ésta constituye otra fuerte razón para aprenderlo.

Otros lenguajes importantes que debes aprender son SQL (Structured Query Languaje, Lenguaje de Consulta Estructurado) y Visual Basic. El primero para aprender a consultar bases de datos por su universalidad y potencia, y el segundo por su popularidad, facilidad y amplia demanda en los entornos empresariales donde se procesan volúmenes de datos; y puedes continuar después con HTML, el lenguaje de la Internet, y Java por la demanda actual que existe de aplicaciones para este entorno. HTML sirve para escribir páginas web y Java para darles dinamismo y hacerlas más interesantes y útiles.

Los lenguajes mencionados son los más importantes y comunes en la actualidad, y representan enfoques muy diferentes de la programación. Te educarán de distintas y valiosas maneras pues cada uno de ellos te enseñará a resolver distintos conjuntos de
problemas. Además, si puedes programar en ellos fácilmente puedes aprender otros lenguajes similares. Si necesitas documentación sobre estos lenguaje busca algún buen libro para principiantes. Si no puedes conseguir libros, no te preocupes. La web está repleta de sitios que ofrecen información y excelentes manuales sobre estos y muchos otros lenguajes de programación, lo cual nos lleva elegantemente a nuestro próximo tema…

8. Aprende cómo usar la Web y a escribir en HTML

La Web representa el mayor depósito de conocimientos de la actualidad y se considera el medio de comunicación del futuro. Aprender a usarla no significa aprender únicamente a manejar un navegador como el Internet Explorer (cualquiera puede hacer eso en una hora) sino que debes aprender a utilizarla como una fuente valiosa de recursos y explotarla al máximo. Hablo de usar todos los servicios y recursos que ella ofrece tales como los motores de búsqueda, los foros, los weblogs, los sitios de descarga de software y noticias, y el correo basado en web (como Yahoo! y Hotmail) entre otros. Este conocimiento debería formar parte de tu cultura informática y de tu proceso de transformación en un auténtico programador.

¿Cómo puede ayudarte la Web a ser un programador? Para empezar está repleta de manuales y tutoriales sobre lenguajes de programación que puedes descargar o imprimir; cientos de foros donde se dan cita miles de programadores para discutir aspectos técnicos sobre lenguajes y programación, así como brindar ayuda a quienes la soliciten; miles de sitios de programas, utilidades y recursos que puedes descargar para ayudarte en tu aprendizaje, tales como compiladores, editores, herramientas, librerías, código fuente, trucos técnicos y procedimientos prácticos sobre casi cualquier cosa relacionada con la programación. En la mayoría de los casos, empero, debes poseer una cuenta de correo electrónico para comunicarte con los demás, suscribirte gratuitamente a sitios web, participar en foros o simplemente utilizarlo para descargar recursos.

Pero no todo es así de fácil de conseguir. Muchas veces tendrás que buscarlo diligentemente usando uno o varios motores de búsqueda como Google o Yahoo! que permiten rastrear la Web usando patrones y palabras claves, reportando listas de sitios
web en sus resultados. Quizá tengas que intentar varias veces, de diversas formas y con diferentes buscadores para hallar lo que buscas. Sin embargo, los motores de búsqueda actuales son muy eficientes y permiten tener más éxito que hace algunos años.
Aprender a usar la Web también implica aprender HTML, el lenguaje de hipertexto y marcas de la Web. Si aún no sabes como programar en HTML, el aprendizaje que implica la escritura de código en este lenguaje de marcas te enseñará algunos de los
hábitos mentales que te ayudarán luego con la programación. Si ya sabes Pascal, por ejemplo, verás que el HTML es aún más fácil. Así que aprende HTML hasta el grado de lograr hacer tu propia página personal manualmente, es decir, escribiendo por ti mismo cada instrucción de la misma. Aunque puedes emplear aplicaciones especiales para diseñar y generar páginas web como FrontPage, deberás saber cómo escribir en HTML para llevar a cabo correcciones o incluir elementos y características en tus páginas web que estas aplicaciones no contemplan, como opciones de etiquetas o código Java y JavaScript para darles más vida y dinamismo.

Luego de crear una página web puedes publicarla en sitios que ofrecen almacenamiento gratuito como Galeon o GeoCities. Pero no pienses que por tener una página personal estás más cerca de ser un programador. La Web está llena de páginas personales,
demasiado cargadas y sin sentido, sólo basura sin contenido — basura muy vistosa, pero basura al fin. El infierno del HTML y los enlaces que menciona son documentos que deberías leer para evitar caer en este frecuente error. La versión en inglés de este documento está más actualizada y menciona recursos adicionales.

Para que valga la pena, tu página debe tener contenido. Debe ser interesante y/o útil para los demás usuarios de la Red (en especial para otros programadores) y no simplemente una demostración de capacidad, un símbolo de estatus o de moda. Debe
ser una responsabilidad hacia la comunidad de usuarios de la Red y hacia ti mismo ya que no debes dejarla a la deriva, sin actualizarla frecuentemente con más y mejor información.

9. Obtén conocimientos básicos sobre hardware

Si piensas que los programadores tienen que ver únicamente con software, te tengo noticias: también deben conocer sobre hardware. Como programador debes aprender sobre aspectos técnicos de tu plataforma particular puesto que es sobre ella en que se ejecutan los programas que creas. No tienes que ser un erudito en la materia, pero al menos debes saber cuáles son los requerimientos técnicos mínimos que necesita tu lenguaje de programación, así como los de tus programas y los de los archivos que ellos procesarán o utilizarán.

Por ejemplo, si vas a utilizar Visual FoxPro como tu lenguaje de programación y estás en la plataforma PC, al menos debes saber que este lenguaje sólo puede ejecutarse en máquinas con procesadores 486 o superiores, con al menos 32 MB en RAM y disponer como mínimo de 10 MB en disco duro para su instalación, sin mencionar el espacio extra que necesitarán las bases de datos y los archivos de tus proyectos. Además, dado que es un lenguaje visual requiere como mínimo de un monitor SVGA y un dispositivo apuntador como un mouse para poder interactuar eficientemente con su interfaz, especialmente durante las tareas de diseño de pantallas (formularios), consultas (queries) e informes (reportes). Por otro lado, puesto que la mayoría del software actual en inmenso y difícil de obtener en disquetes de 3 1/2″, es posible que necesites un lector de CD para instalar el lenguaje, a menos que poseas una conexión de red u otro mecanismo práctico para poder acceder a sus archivos de instalación.

Los requerimientos mencionados en el párrafo anterior son mínimos, lo cual significa que si no cuenta con esos requisitos, Visual FoxPro se ejecutará con dificultades o no lo hará en lo absoluto — incluso aún con ellos su desempeño será lento. Lo opuesto, es decir, si tu equipo excede esos requerimientos, hará que el lenguaje se desempeñe mejor sobre todo en operaciones de compilación de código, búsqueda de datos, diseño de documentos y ejecución. Este exceso por lo tanto es recomendable, en especial si los programas que vas a desarrollar se utilizarán en entornos de producción empresariales (donde el volumen de datos a manejar suele crecer rápidamente) y no como simples ejercicios académicos de aprendizaje.

Sin embargo, esto no termina aquí. Los requerimientos mínimos para la instalación de un lenguaje varían de versión a versión, de un tipo de lenguaje a otro, así como de un fabricante a otro, por lo que debes adquirir no solo conocimientos sino también
experiencia en el uso de los mismos. En la mayoría de los casos esto implica investigación y práctica. Los archivos que acompañan a los lenguajes de programación (README.TXT, LEAME.TXT, README.1ST, etc.) así como la documentación propia de ellos (los libros incluidos en las cajas originales donde empacan los discos de instalación), la Internet y los libros de texto son tus mejores fuentes de información.

Además de los requisitos hardware, a menudo existen otros requisitos que son necesarios para la correcta ejecución de un lenguaje o un proyecto de programación. Por ejemplo, Visual Basic requiere de Microsoft Windows y Microsoft Access para funcionar, así como de las librerías DLL apropiadas para poder ejecutarse; Java requiere que se instalen las applets apropiadas y el intérprete adecuado, el que depende casi siempre del sistema operativo; SQL Server se instala y configura empleando recursos de una red local, tales como información sobre servidores, dominios, conectividad, etc.

Si eres un principiante, el no saber mucho sobre requisitos técnicos no debería preocuparte. Irás adquiriendo esos conocimientos y esta experiencia de forma gradual y a medida en que los vayas necesitando. No es preciso que lo sepas todo y que lo sepas ya, así que no te desalientes. Al contrario, esta carencia debería ser otro de tus alicientes para complementar tu formación como programador, puesto que entre mayores conocimientos y experiencia poseas serás considerado mucho más valioso como programador.

 

Fuente:

Cómo Convertirse en un Programador
Por J. F. Díaz (jfdiaz98@hotmail.com)
Lic. en Ciencias de la Computación